Visita Guiada a la Cueva de Santimamiñe en Kortezubi (Bizkaia)

Acceso a la cueva de Santimamiñe. Fotografía de Juan León.

Acceso a la Cueva de Santimamiñe (Juan León)

La Cueva de Santimamiñe, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde julio del 2008, se encuentra ubicada en el municipio de Kortezubi, en el margen oriental de la cuenca de Urdaibai, declarada reserva de la biosfera y, por lo tanto, dentro de un entorno natural perfectamente protegido.

La Cueva de Santimamiñe está situada en un lugar privilegiado, tanto por la protección natural que le ofrece su situación en la ladera sur del monte Ereñozar, como por la vista que domina desde la que se contemplaba la ría de Urdaibai y su salida al mar.

El entorno natural es en sí mismo un espacio altamente recomendable para visitar, si a esto le añadimos la presencia humana con asentamiento conocido en esta cueva hace 14.700 años la visita no pueda dejar de realizarse.

Así el día 18 de abril de 2014, en plena semana santa, decidimos realizar la visita guiada que ofrecen para conocer mejor la cueva, las pinturas rupestres, el estado de las excavaciones  y toda la información que se ha recogido.

Previa llamada telefónica para reservar la visita nos encontramos con que las que se realizaban ese día eran gratuitas por ser el día de patrimonio. Así que allí nos fuimos el día 18 a las 13:00.

La visita duró hora y media, aproximadamente, y resultó muy amena e interesante, tanto para el público adulto como para el público infantil. Estábamos todos fascinados con la imaginación alerta por el descubrimiento de lo que en la gruta y en el entorno sucedió hace unos pocos años en el discurrir del tiempo humano y natural. Por ello no podemos dejar de señalar a nuestra guía como una buena cicerone que condujo nuestros pasos en ese encuentro con el pasado de Santimamiñe.

Todo lo que a partir de ahora vamos a contar está extraído de las notas que tomamos de las palabras de quien nos guió a través de la visita.

Lo primero que hay que saber es que la cueva de Santimamiñe está cerrada, sin posibilidad de internarse en ella, desde el año 2006. Ésta fue una sabia y necesaria decisión tomada por la Diputación Foral de Bizkaia  para preservarla. Aun así algunas de las pinturas rupestres que la adornan han desaparecido prácticamente después de muchos años de constantes visitas poco cuidadosas.

Por ello, la Diputación de Bizkaia, decidió realizar una reconstrucción del interior de la cueva y convertirla en una visita virtual en 3D, que se puede ver en el interior de la Ermita de San Mamés, situada a los pies de la cueva, 308 escalones por debajo de la misma.

La visita consta de dos partes, la primera se accede al vestíbulo de la cueva y la segunda se realiza una visita virtual a su interior en la Ermita de San Mamés.

La primera parte de la visita: 

El punto de encuentro de las 20 personas que hicimos la visita con la guía se sitúa en las proximidades de la citada Ermita, junto a una cabaña de madera que es el punto de información y venta de entradas. Desde allí, se realiza la primera parte de la visita que consiste en subir hasta la cueva situada a 300 escalones, aproximadamente, desde el punto de encuentro. La subida, aunque puede resultar un poco cansada, se hace con una parada hacia la mitad, en un pequeño mirador con información sobre el entorno natural.

Escaleras de acceso a la Cueva de Santimamiñe. Fotografía de Juan León.

Escalera de acceso a la Cueva de Santimamiñe (Juan León)

Aprovechando esta parada la guía nos explicó que debido a que el entorno es reserva natural no se había podido hacer una réplica de la cueva junto a la misma, como sucede con otras cuevas con pinturas rupestres, sino que se había aprovechado la Ermita de San Mamés, de la que toma el nombre la cueva de Santimamiñe.

De igual manera nos explicó el entorno de Urdaibai, y como la palabra Urdaibai proviene etimológicamente de las palabras en euskera “urde” que significa jabalí e “ibai” que significa río.

Punto de encuentro y parada en el acceso a la Cueva de Santimaiñe. Fotografía de Juan León.

Punto de encuentro y parada en el acceso a la Cueva de Santimaiñe (Juan León)

En el panel explicativo, colocado en el lugar de descanso, se señala cuál es la flora y fauna presente en la actualidad y la guía nos explicó la que existía en el periodo del asentamiento humano de la cueva hace 14700 años perdurando hasta hace 10000 años, Así, durante el periodo de asentamiento prehistórico la vegetación no era muy densa y se componía principalmente de enebro y pino negro, y la fauna principal era la población de ciervos.

Seguimos ascendiendo hasta la entrada de la cueva. En el entorno de la cueva la temperatura es dos grados superior al entorno que la circunda un poco más abajo. Esto se debe a que se encuentra en la ladera sur del monte Ereñozar protegida de los vientos.

Entorno de la Cueva de Santimamiñe. Fotografía de Juan León.

Entorno de la Cueva de Santimamiñe (Juan LeónI

EntornoescalerasLa cueva fue descubierta por unos jóvenes de la zona en el año 1916, sin embargo, no será hasta el año siguiente cuando la noticia sea notificada a las autoridades gracias a la intervención del músico Jesús Guridi, quien pasaba las vacaciones en la zona. En 1917 se interesó el primer grupo de trabajo formado por Telesforo Aranzadi, José Miguel de Barandiarán y Enrique Eguren,

La entrada a la cueva está presidida por un enorme castaño de indias que fue plantado por este primer grupo de trabajo como solución para evitar que toda la tierra que tapaba la entrada natural de la cueva, acumulada durante siglos, se acumulara nuevamente tras su extracción. Así la entrada obstaculizada fue liberada poco a poco hasta mostrar el aspecto que actualmente tiene.

El grupo de trabajo funcionó entre 1918 y 1926. Habrá que esperar hasta la década de los 60 (1960-1962) para que un nuevo equipo de investigación a las órdenes de Barandiarán, retome las excavaciones.

Actualmente la Diputación de Bizkaia tiene establecidos tres grupos diferentes de trabajo. El primero es el grupo de conservación, el segundo el de investigación y el tercero el de difusión. El yacimiento arqueológico está dirigido por Juan Carlos López Quintana y se adentran en el vestíbulo para trabajar in-situ dos veces al año, tres meses cada vez.

Sobre la entrada de la cueva está colocado el escudo de la Diputación de Bizkaia, y en el lado derecho de la misma existe un cartel con la leyenda “Inauguración-iluminación, 2 de junio de 1969”. La entrada a la cueva está cerrada por una verja de hierro.

Tras estas explicaciones la guía abrió la verja y entramos en el vestíbulo de la cueva, única parte accesible. Allí se observa el trabajo estratificado de los arqueólogos. Su trabajo profundiza hasta los 6 metros, que se corresponden con la edad geológica de entre 27.000 y 26.000 años.

-Entre 27.000 y 20.000 años han aparecido restos de osos, caballos y ciervos.

-Entre los 19.000 y 15.000 años no se han encontrado restos.

-Entre el 14.700 y 10.000 años ha aparecido industria lítica (silex, agujas, arpones) y también restos de fuegos. Se corresponde con la primera ocupación del homo sapiens en época magdalenense durante el paleolítico superior.

Este periodo de ocupación se distingue a su vez en dos momentos claramente diferenciados:

-Entre el 14.700 y 12.500 la temperatura era muy fría y vivían dentro de la cueva, en esta parte del vestíbulo. Cazaban ciervos de los que aprovechaban todo, la carne para alimentación, la piel, la cornamenta, los intestinos (para hacer hilo), hasta la grasa que junto con el carbón lo usaban para pintar en el interior de la cueva.

-Entre el 12.500 y 10.000, la temperatura aumenta, sube el nivel del mar y salen para vivir fuera de la cueva, utilizando ésta como espacio de almacenaje. Se acercan al mar para comer lo que éste les ofrece, con una base alimentaria de ostras (ocupa el 76% de su alimentación), testimonio de ello es una enorme acumulación de sus conchas fosilizadas en el vestíbulo de la cueva.

Estos fueron los primeros habitantes de la cueva.

Entre los restos posteriores se han encontrado siete cuerpos enterrados de hace 4.000 años, lo que indica que el sitio se convirtió en lugar funerario. También se han hallado restos de la época romana (vasijas y tesorillos). Como curiosidad durante la guerra civil española (1936-1939) la cueva se utilizó de refugio.

Escalera de acceso a la Cueva de Santimamiñe. Fotografía de Juan León.

Escalera de acceso a la Cueva de Santimamiñe (Juan León)

La guía nos contó además que gracias a haber podido realizar análisis de ADN se ha constatado que aquellos pobladores de la cueva son los antepasados de las poblaciones autóctonas actuales (Febrero 2013), confirmando lo que Barandiarán ya intuyó y manifestó.

Tras hablar también de las estalactitas y estalagmitas que se ven en el vestíbulo de la cueva salimos al exterior para continuar con la segunda parte de la visita.

Segunda parte de la visita:


Descendemos todos los escalones hasta llegar a la Ermita de San Mamés. Una vez allí, bien acomodados en los bancos corridos, la guía nos explica que vamos a presenciar la réplica virtual. Aunque habitualmente se ve en 3D nosotros tuvimos que verla en 2D por algún problema técnico transitorio, que en ningún caso desmereció en nada las expectativas puestas en la misma.

La réplica abarca la longitud de 365 metros que ocupa el total de la cueva. Fue entera escaneada siendo las imágenes que se visualizan una copia realista de su interior, dando como resultado un error máximo de 1 centímetro con respecto al original.

La visita 3D se realiza por tramos, que quedan ilustrados por la imagen de los planos del interior de la cueva, tanto de planta como de alzado de la misma. Estos planos nos ayudan a identificar la profundidad y también de la altura y anchura que encontramos en los distintos tramos. Incrustamos el video del canal de YouTube de Virtualware

A lo largo de la visita se visualizan los distintos espacios que ocupa la cueva a lo largo de sus 365 metros de profundidad, accediendo por el mismo vestíbulo en el que hemos estado físicamente un rato antes. Desde allí accedemos al santuario donde vemos distintas imágenes, entre ellas 1 oso, el único que se ha encontrado a lo largo de la cueva, y una imagen de 9 bisontes rodeando a 1 caballo. El total de imágenes reconocidas en la cueva es de 32 bisontes, 7 caprinos, 6 caballos, 1 oso y 1 ciervo, además de restos de otras figuras.

En el caso concreto de la representación de los bisontes cabe destacar que en este entorno no existía esta especie animal, así que hay que buscar la explicación de su presencia, no en la observación de los artistas prehistóricos de Santimamiñe, sino en otras causas. Varias son las respuestas que se barajan, desde el conocimiento previo de estas poblaciones como consecuencia de haber sido nómadas, pasando por un posible chamanismo, hasta la posibilidad de que se traten de la representación de un Dios. En cualquier caso de momento forma parte de la especulación científica.

A lo largo de la visita virtual también se observan diversas formaciones como, estalagtitas y estalagmitas, formadas y en proceso de formación a lo largo de miles de años, que cuando se encuentran forman enormes pilares.

Una mención especial merece el famoso huevo frito, ya desaparecido como consecuencia de la acción humana, aunque al final del recorrido se observa la existencia de otra de estas formaciones cuyo nombre científico es pisolita y también se les atribuye el bonito nombre de “perla de las cavernas” por su forma.

 Una vez que hemos llegado al final del angosto, descendiente y un tanto claustrofóbico recorrido, la ventaja de haber realizado la visita virtual es que no estamos obligados a volver sobre nuestros pasos.

Aquí la visita acaba y agradecidos a la guía dejamos la Ermita de San Mamés, (el templo actual se levantó en el siglo XVI sobre otra anterior más pequeña) en cuyos alrededores se ha descubierto una necrópolis de los siglos VI y VII.

 

 

En otra nueva visita a la zona nos adentraremos en el boque de Oma, aunque debemos esperar a los meses de verano para poder realizar una visita guiada que nos explique lo que tenemos que descubrir.

Para ver imágenes de la cueva de Santimamiñe y su entorno podemos visitar la página http://www.xn--santimamie-19a.com/

Para ver más información recomendamos visitar la página http://www.xn--santimamie-19a.com/cueva-de-santimamine/

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

A %d blogueros les gusta esto: