El puente sobre la ría de Bilbao que pudo ser y no fue

El Puente Nuevo de Bilbao. 1922.

El Ayuntamiento de Bilbao tuvo la intención de construir un nuevo puente sobre la ría. En 1922 contaba con la aprobación de la Junta de Obras del Puerto para la edificación del mismo. El proyecto fue redactado por el arquitecto Ispizua en los terrenos que previamente habían propuesto los arquitectos Galíndez y Lequerica. Según nos informa la Revista Garellano en su número del 21 de enero de 1922:

“El nuevo puente proyectado parte de la plataforma superior de las Rampas de Uribitarte (En la Alameda Mazarredo frente a la calle Ercilla) y muere en el campo Volantín. Une las dos márgenes de la ría con un largo desarrollo que permite salvar el desnivel con una suave pendiente de 4%”

 Rampas de Uribitarte en 1922

  “La nueva vía de comunicación está proyectada con un arroyo central de 18 metros de ancho, para carruajes y tranvías, y dos aceras de 3 metros para peatones.

  El cauce de la ría se atraviesa con un largo tramo metálico de 76 metros de largo, que se apoya en dos esbeltas torres, por las que se eleva a manera de ascensor, para facilitar el paso de los buques. Este sistema de elevar el puente constituye una novedad, pues la generalidad de obras semejantes tienen el sistema giratorio o de grúas, que parten o elevan el puente en dos mitades. Los arquitectos han resuelto un problema de estética, pues nunca queda el puente roto o desnivelado, al maniobrar.

  En el extremo correspondiente del Campo Volantín, se desarrollan dos rampas de 76 metros de largo cada una y 4% de pendiente, paralelas a la ría, para dar acceso al tramo metálico”

 Lugar donde muere el puente. Campo Volantin en 1922

 

El proyecto dejaba a salvo la circulación por los muelles, el paso del ferrocarril de Portugalete y la urbanización existente.

Sin embargo, ante la ausencia de recursos económicos para sufragar un proyecto urbanístico de cuatro millones de pesetas, el consistorio municipal tuvo que desistir del proyecto pasando su estudio a la Diputación de Bizkaia, aunque se comprometía a destinar una buena partida económica en los futuros presupuestos anuales para auxiliar en los gastos de construcción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

A %d blogueros les gusta esto: